Es posible administrar una dieta casera natural a los perros con Insuficiencia Renal Crónica.

Para ello, se pueden seguir las directrices de cualquier receta bien diseñada de alimentación natural , con las siguientes variaciones:

  • Las proteínas deben ser de alta calidad
  • Alimentar con variedad de proteínas. Evitar la ternera, ya que tiene un alto contenido de factores que favorecen las inflamaciones
  • Evitar las vísceras, excepto el riñón. Máximo un 10% de la ración
  • En la medida de lo posible, usar alimentos ecológicos
  • Proporcionar una pequeña cantidad de cereales integrales, preferentemente arroz, mijo o quinoa (hasta un 30%)
  • Aporte extra de vegetales, sobretodo verduras verdes. Hervir las verduras con mucha agua

Suplementos alimentarios:

  • Probióticos de alta calidad: las bacterias probióticas utilizan la urea para su metabolismo, contribuyendo así a disminuir la absorción de esta enzima
  • Se puede usar un suplemento vitamínico completo para perros, especialmente en el caso de animales debilitados
  • Algas (Chlorophyta, Phaeophyceae, Rhodophyta o Spirulina) 3 días a la semana. Las algas son ricas en antioxidantes y minerales. La mayoría de animales con enfermedad renal pierden minerales ya que orinan en exceso. La suplementación con minerales es crucial para el mantenimiento de la homeostasis corporal
  • Ácidos grasos Omega-3 de alta calidad: los ácidos grasos son antiinflamatorios, aumentan el flujo en los riñones, y protegen al tejido renal
  • En animales con hipertensión, puede ser adecuado suplementar con zinc y magnesio

Evitar:

  • Alimento seco. La comida seca “estresa” al riñón, especialmente en animales mayores, ya que puede crear un estado persistente de ligera deshidratación
  • Antiinflamatorios no esteroideos: están contraindicados en pacientes con Insuficiencia Renal Crónica