La diarrea aguda es un síntoma frecuente en los perros. Esto es debido a la particular anatomía de su sistema digestivo: estómago potente para digerir piel y huesos, e intestino corto para minimizar la absorción de las bacterias presentes en las presas que cazan.

Así, la diarrea y la anorexia, son una forma de limpiar el tubo digestivo.

Las gastroenteritis agudas no graves o banales pueden ser tratadas fácilmente en casa.

En caso de que el animal presente postración intensa, sangre en las heces, fiebre, vómitos sanguinolentos, vientre hinchado, u otros síntomas de enfermedad grave, hay que acudir inmediatamente al veterinario.

Pasos a seguir:

1) Dejar al animal en ayunas

Por lo menos 6 horas; lo ideal son 12 horas; aunque el perro desee comer.

Durante este tiempo, el animal no tomará ningún alimento, solamente agua, siempre y cuando no la vomite.

En caso de que vomite el agua, hay que acudir al veterinario.

El ayuno permite a las células intestinales recuperarse.

En el caso de perros muy pequeños o con tendencia a la hipoglucemia, ofrecer pequeñas cantidades de miel o sirope (ágave, arce, arroz, …).

Cantidad de agua que se ofrece al animal (cada 3-4 horas):

* 5 ml en perros pequeños

* 125 ml a 250 ml en perros grandes

2) Empezar a comer de nuevo

Después de las 6-12 horas de ayuno, las diarreas se tienen que haber interrumpido, disminuido su frecuencia, o las heces ser cada vez más sólidas.

Si tras el ayuno el animal sigue con diarrea, debe consultarse con un profesional.

Tras 6-12 horas solamente a base de agua, el perro ya puede empezar a comer.

Los primeros alimentos a ofrecer deben ser suaves y de fácil digestión, y es muy beneficioso que se ofrezcan templados o un poco calientes.

Los alimentos más adecuados, son:

* Caldo: se hierve arroz integral con pollo y zanahoria. Una vez se ha retirado del fuego, se le añade 1 chorro de aceite de oliva de 1ª presión en frío, y un poco de sal; si es sal de hierbas, mejor. El caldo es lo que tomará el animal.

* Pollo a la plancha, con o sin boniato cocido

* Yogur natural a temperatura ambiente. Se le puede añadir un poco de azúcar.

* Queso fresco (siempre y cuando el animal esté acostumbrado a consumirlo)

Si estos primeros alimentos son bien tolerados, su perro los comerá durante 3 días consecutivos. A partir del 4º día, se empieza con la dieta habitual de forma progresiva.

Remedios homeopáticos eficaces en caso de diarrea:

Podophyllum peltatum 9CH:

Diarrea acuosa y abundante. Sale por el ano de forma explosiva, a chorro; irrita el ano y deja al animal agotado. La sensación de ardor en el ano se manifiesta con lamido.

La diarrea se acompaña de expulsión de gases que huelen muy mal.

Podophyllum está indicado para las diarreas que se presentan durante el cambio de dentición, así como para las que aparecen después de haber comido fruta.

Aloe socotrina 9CH:

Diarreas con mucho moco gelatinoso y que alternan con heces sólidas.

Colocynthis 9CH:

Colocynthis sirve para el dolor cólico abdominal.

Veratrum álbum 9CH:

Vómitos y diarrea fuertes, incluso se pueden acompañar de desmayos o síncopes. Náuseas constantes, aunque sin llegar al vómito. Mucha sed, el animal bebe cantidad de agua que inmediatamente vomita. Agotamiento y debilidad. Veratrum se usará sobretodo en diarreas por parásitos, Parvovirosis, o después de haber bebido agua de una charca.

Mercurius solubilis 9CH:

Diarreas nocturnas, viscosas y verdosas. El animal siente la necesidad de defecar continuamente. La lengua se presenta engrosada, el animal tiene muy mal aliento y mucha salivación. Para diarreas infecciosas o por intoxicación.

Arsenicum álbum 9CH

Remedio adecuado para perros nerviosos y ansiosos, que empeoran durante la enfermedad. El nerviosismo y ansiedad alternan con gran postración. Dolor abdominal intenso. Ardor en el ano. El animal tiene mucho frío y se acerca a las fuentes de calor. La diarrea huele muy mal.

Forma de administración de los remedios:

Disolver 5 gránulos del remedio en 200ml de agua, administrar bebido de 0,5ml a 1ml cada 1-2 horas.

Agitar bien la solución antes de administrar la dosis al animal.

Medidas complementarias que se pueden tomar:

1) Administrar probióticos y/o prebióticos durante unos días (junto con la comida).

Lo ideal es administrar probióticos y prebióticos juntos.

Los probióticos y prebióticos ayudan a la recuperación del epitelio intestinal, y a la restauración de la funcionalidad digestiva y la flora bacteriana. Para más info: https://gemmahervas.com/consejos/probioticos-medicina- ortomolecular.html

2) Administración de L-glutamina.

La L-glutamina es un aminóacido indicado en enfermedades del tubo digestivo. Se administra junto con la comida, durante 1 semana.

Dosis: 500mg de L-glutamina por cada 10 kg de peso y día.