La Comisión Europea quiere que se vete durante cinco años

La Comisión Europea (CE) ha propuesto prohibir temporalmente en la Unión Europea (UE) la clonación de ganado para producir alimentos. La suspensión, que sería de al menos cinco años, respondería a las preocupaciones éticas y relativas al bienestar de los animales.

 

Sin embargo, Bruselas quiere que se permita que los animales sean clonados para fines relacionados con la investigación, para la producción de medicamentos o para la conservación de especies en peligro, según declaró el comisario europeo de Sanidad, John Dalli. El Ejecutivo comunitario planteó una moratoria o «suspensión temporal» de las técnicas de clonación animal si su fin es obtener alimentos y también propuso vetar el comercio y las importaciones de carne, leche u otros productos pro¬cedentes de ganado que haya nacido gracias a esa tecnología. Pero la CE planea autorizar la importación de material reproductivo (semen y embriones) de animales clonados, si bien en este caso habrá un sistema especial de seguimiento o trazabilidad. Dalli explicó que el proyecto de la CE res¬ponde a las «preocupaciones» que suscita la técnica sobre el impacto en el bienes¬tar de los animales y también a las con¬troversias éticas, que han resaltado varios organismos de expertos. Aunque la CE defiende que la carne o la leche de animales clonados «no presen¬tan riesgos para la salud», aseguró que no se venderán en los supermercados euro¬peos en los próximos años. Sin embargo, se permitirá la importación de carne o leche que procedan de las crías de los clones. «No es una prohibi¬ción completa; hay que diferenciar entre un clon y su cría, que ha nacido como resultado de una reproducción normal», según Dalli.

La CE considera que no sería realista vetar la carne o la leche procedente de la descendencia de los clones porque esos productos «no pueden diferenciarse» de los alimentos que provienen del ganado convencional.

El informe de la CE recuerda dictáme¬nes de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (AESA) según los cuales la mortalidad de los clones es muy superior a la de los animales produ¬cidos sexualmente; también apunta que en el caso de vacas o cerdos, la selec¬ción genética provoca enfermedades y sufrimiento.

 

El veto deberá ser aprobado por el Con¬sejo de ministros de la UE y por el Parla¬mento Europeo (PE), que ya pidió en varias ocasiones la prohibición total de la clonación animal para obtener alimentos. En la actualidad, dentro de la UE algunos países practican la clonación -la CE no cita a España-, pero sólo para la investi¬gación, y en el mercado europeo no hay carne ni leche de animales clonados. EEUU es el país más adelantado del mundo en esa tecnología, aunque Argen¬tina, Brasil y Japón también están bas¬tante avanzados.