La FDA (US Food and Drug Administration) está alertando a los dueños de mascotas y veterinarios de la posibilidad de aparición efectos neurológicos adversos en perros y gatos tratados con antiparasitarios que contienen el principio activo isoxazolina.

Se han reportado casos de algunos animales que presentan temblores musculares, ataxia y/o convulsiones. Otros síntomas que pueden aparecer, incluyen: ataxia, vómitos, diarrea, pérdida del apetito, irritaciones en la piel y letargia.

A pesar de ello, la FDA considera que estos productos continúan siendo seguros y efectivos para la mayoría de los animales.

La agencia está pidiendo a los fabricantes que realicen cambios en la etiqueta del producto para proporcionar a los veterinarios y dueños de mascotas la información que necesitan para tomar decisiones sobre cada mascota de forma individual.

Los veterinarios deben determinar, según las historias clínicas de sus pacientes, si un producto que contiene isoxazolina es apropiado para cada animal.

Los productos que contienen isoxazolina son: Bravecto, Nexgard, Simparica y Credelio.
Estos productos fueron aprobados por la FDA para el tratamiento y prevención de infestaciones por pulgas y para el tratamiento y control de infestaciones por garrapatas

FUENTE