GINEBRA — La Comisión del Codex Alimentarius (normas alimentarias), programa común de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), adoptó el sábado una serie de recomendaciones destinadas a reducir las resistencias a los antimicrobianos ligadas a la utilización por el ganado de antibióticos de uso alimenticio. 
“La resistencia a los antimicrobianos ha surgido como un problema creciente de salud con el uso extendido de antibióticos con fines veterinarios o en tanto que promotores de crecimiento en la industria del ganado”, explican en un comunicado la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
“Esto representa un problema de seguridad alimentaria mundial, en la medida en que los alimentos son intercambiados en el mundo entero y puede ser un vector mayor de propagación de la resistencia” a los antibióticos entre los animales y los humanos, añadieron las organizaciones.
Al término de la 34ª sesión de la Comisión del Codex Alimentarius, que se llevó a cabo en Ginebra del 4 al 9 de julio, las recomendaciones fueron adoptadas por los más de 600 delegados presentes en representación de 145 países. El Codex Alimentarius es una compilación de normas alimentarias internacionales que tienen por objeto proteger la salud.
(AFP) – 09/07/2011