Campamento Felix Rodriguez

Acercar a los niños a la Naturaleza bajo el influjo del legado de Félix Rodríguez de la Fuente. Este es el objetivo del campamento de verano que la Fundación que lleva su nombre ha organizado para este verano en tierras gallegas. En concreto, en el municipio de Vilarmaior, en el albergue de Alvarella, el único que tiene la Etiqueta Ecológica Europea en España.Chavales de entre ocho y 14 años, durante 10 días de agosto, revivirán lo que fue en el pasado el Club de Linces de Adena, fundados por el naturalista español para los jóvenes.

 «Mi padre consideraba fundamental inculcar a los niños el amor a la Naturaleza y, de igual manera, desde la Fundación creemos que es necesario continuar con aquella labor de divulgación y formación de la juventud», ha declarado Odile Rodríguez de la Fuente, su hija y directora general de la Fundación.Los 58 participantes convivirán en un albergue que en el pasado ya ha acogido campamentos juveniles de otros grupos medioambientales, en unas instalaciones construidas con biomateriales y que es biosostenible en su consumo energético.Campamento Felix Rodriguez De La Fuente Además de la capacidad para alojar 70 personas, hay un huerto de hortalizas y otro de plantas aromáticas y un invernadero, además de piscina y campos de deportes. Pero lo más importante del programa será su contenido. Claudia Muñoz, de la empresa valenciana Kyrios Educación, organizadora de las actividades, explica que acudirán expertos de diferentes temas en torno a la serie «El Hombre y la Tierra», para explicárselos a los niños: «Así como otros campamentos son ecologistas, éste también lo será, pero centrándose en una vertiente naturista, como la que impulsó Rodríguez de la Fuente, haciendo hincapié en los animales que viven en el entorno», afirma Muñoz. De hecho, Alvarella se encuentra al lado del Parque Natural de las Fragas do Eume, el último resto de bosque atlántico que queda en Europa.Por las mañanas les pondrán fragmentos de la serie del naturalista. En función de la fauna que se trate, acudirán expertos que les ayuden a completar la información, como el experto en seguimiento de lobos Luis Llaneza, que ha asegurado su presencia.Por las tardes, también se acercarán al campamento los responsables de pequeñas empresas sostenibles de distinta índole, que ayuden a transmitir el mensaje de que se puede ser ecológico y ganar dinero. «En la línea de «El Hombre y la Tierra», se trata de hacerles entender que las personas del mundo rural deben ser los custodios de su entorno, porque no es sostenible conservar sólo lo que son parques naturales reglamentados. Queremos transmitir a los jóvenes que se puede vivir en armonía con la naturaleza, que se puede vivir con menos, sin tanto consumismo», afirma Rodríguez de la Fuente.La directora de la Fundación añade que por las noches, en los fuegos de campamento, también les pondrán las emisiones de radio de su padre, «que tienen un gran elemento de seducción para los niños».Odile recuerda recuerda que «hoy, 35 años después de la iniciativa de mi padre, muchos de aquellos niños «lince» ocupan cargos de responsabilidad en todas las esferas de la conservación de la naturaleza, lo que pone en evidencia la huella que la experiencia dejó en sus conciencias». Es posible que los «lince» de este verano sigan sus pasos en unos años.

 

Información Veterinaria

Revista de la Organización colegial veterinaria española

nº 5; Mayo 2011