CASOS CLÍNICOS 

 
Recuperación tras cirugía

Caniche hembra, 5 años Remitida de otro veterinario con un cuadro de vómitos, diarreas, fiebre y dolor abdominal. La perra sufre de insuficiencia pancreática exocrina diagnosticada por su anterior veterinario. Se le diagnostica piometra (= infección en la matriz). Es llevada a quirófano para realizar ovariohisterectomía. Durante la intervención, se descubre ascitis y pancreatitis aguda. Tras la intervención, se trata de forma convencional (antibiótico, analgésicos y tratamiento homeopático coadyuvante según la patología y para la recuperación de la anestesia) + tratamiento homeopático para tratar la ascitis y la pancreatitis/insuficiencia pancreática con Argentum nitricum + Iris versicolor. Al cabo de un mes, el animal se encuentra en perfecto estado, no toma ninguna medicación para la insuficiencia pancreática exocrina; sólo una dieta + la homeopatía mencionada anteriormente.

 

Enfermedad del tracto urinario bajo (FLUTD) en un gato

Gato macho de 4 años Consulta porque a lo largo de su vida ha presentado sangre en la orina en 3-5 ocasiones. Independientemente de lo que le han diagnosticado los veterinarios, el propietario asocia estos episodios con estrés: el propietario es extranjero y cuando se va a su país y deja el gato al cuidado de alguien le ha ocurrido esto, en una ocasión en que se han mudado de vivienda El pasado mes de noviembre el propietario volvió a mudarse. Cuando llevaban unos días empaquetando los objetos de la vivienda (antes de la mudanza), el gato empezó a orinar con sangre de nuevo. Se le trató con monodosis de Arnica y Staphysagria. En 48 horas dejó de orinar con sangre. El gato estuvo bien los días antes, durante y después de la mudanza. A las 48 horas de la mudanza, se repitieron las mismas monodosis.

Insuficiencia cardíaca congestiva en perro de edad avanzada

Perro macho, cruce de raza pequeña, 12 años Presenta tos. Se le hace una radiografía de tórax y se confirma que la tos se debe a edema pulmonar de origen cardíaco (corazón senil típico en perros de raza pequeña a partir de los 8-9 años). Se trata con homeopatía (Equisetum arvensis, Digitalis purpurea y Kalium carbonicum); al cabo de un mes y medio el animal puede ser intervenido quirúrgicamente de otra patología ya que el edema pulmonar y la tos han desaparecido. Sigue con el tratamiento homeopático antes mencionado para prevenir edema pulmonar y que la patología cardíaca le cause más complicaciones.

Piometra

Perro de raza pequeña, hembra, casi 16 años Se le diagnostica piometra complicada con insuficiencia renal aguda y fallo multiorgánico. La piometra debe ser tratada quirúrgicamente pero en el momento del diagnóstico no es posible la intervención debido al fallo multiorgánico. Se procede a ingreso hospitalario y es tratada con sueroterapia, homotoxicología y Lycopodium. En solamente 2 días todos los valores bioquímicos (excepto la fosfatasa alcalina) se han normalizado y el animal puede ser intervenido

Ehrlichiosis con síntomas neurológicos

Setter inglés, hembra, 8 años Presenta un cuadro con síntomas neurológicos: ataxia, fallo de propiocepción de la extremidad anterior derecha, parálisis del lado izquierdo de la cara (labio y ojo). Se le diagnostica como causa de este cuadro una enfermedad producida por una rickettsia llamada Ehrlichiosis. Se prescribe el tratamiento indicado para dicha enfermedad y homeopatía para los síntomas neurológicos: Graphites y Plumbum. Al cabo de poco más de 2 semanas, los síntomas neurológicos han remitido casi totalmente.

Epilepsia en un perro

Golden Retriever, macho, 6 años Consulta por epilepsia, ha tenido varios ataques. Actualmente no toma ningún tratamiento pero quieren iniciar uno homeopático. La exploración y pruebas de sangre complementarias son normales. Antecedentes patológicos del perro: cada primavera le salen unos pequeños eczemas en el lomo que luego desaparecen; si come algo que no se corresponde a su dieta habitual, tiene diarrea. Historia homeopática (carácter del animal): El propietario lo describe como un animal muy nervioso, que manifiesta principalmente cuando viene gente a casa, se le entrega un juguete nuevo y oye tocar el timbre. También dice que es dominante; a menudo quiere montar a su dueño y a veces también a gente extraña. Le gruñe cuando tiene un hueso o un juguete; en cambio no lo hace si le toca el pienso. Es cariñoso en exceso; siempre busca caricias y las exige si no se las dan. Cuando están de vacaciones en la casa de campo, allí es el perfecto perro guardián; se pasa horas en el porche observando, si pasan animales por delante de la casa, ladra para avisar y la defiende. En la calle de paseo es bastante conflictivo, ladra a cualquier perro macho (no a las hembras) y es muy dominante con los cachorros. Es caprichoso, testarudo y “goloso”. Se prescribe Lycopodium 200CH gránulos 3 días en semana. Desde que empezó con el tratamiento, no ha vuelto a tener ningún ataque epiléptico. Al terminar el Lycopodium 200CH, se prescribe Lycopodium 200K gránulos, y posteriormente una monodosis de Lycopodium MK. A parte del cese de los ataques, comentan que su estado físico ha mejorado: le brilla más el pelo, “está más guapo”. También se está corrigiendo su estado nervioso, en la calle se comporta de forma más tranquila, ya no quiere montar a su dueño … en general, su comportamiento está más equilibrado. Comentarios: – El “estado nervioso” de este perro, era más bien un estado ansioso. – La dominancia, el hecho de montar a su dueño y los “conflictos” con otros animales en la calle, mostraban un carácter dictatorial; sin embargo debajo de él había una gran inseguridad en sí mismo – Más que hacer de perro guardián, en la casa de campo si situaba en un lugar estratégico donde controlar todo Este es un buen ejemplo de un perro tipo sensible Lycopodium.

Diarrea intermitente crónica

Hembra de Yorkshire, 15 años Consulta porque frecuentemente sufre diarreas a pesar que come una dieta especial para su problema; a veces las diarreas se asocian a vómitos. El tamaño de sus heces es mayor a lo que sería normal y también defeca más veces al día. Comentan que esto le ocurre sobretodo cuando toma algún medicamento o con cualquier cambio de rutina. Las recaídas son más frecuentes cada vez. Antecedentes personales: castrada porque tuvo una infección de matriz. También se le extirpó un nódulo mamario. La describen como un animal que “tiene mal carácter”: no tolera a otros perros, se enfada si se le acercan por la calle y si el perro no le gusta le muerde sin avisar; los niños tampoco le gustan. Es dominante, celosa y rencorosa. Pide que la cojan en brazos (cosa que le gusta mucho) y pide la comida cuando tiene hambre rascando con la pattita la pierna de su dueña. Es friolera, dicen que cuando se pone a dormir en el cojín, ella sola se tapa con su mantita. Siempre tiene hambre, aún cuando tiene diarrea; come con hambre pero masticando los granos de pienso, y su propietaria dice que “come ordenadamente”. Se prescribe Lachesis 30CH 3 días en semana, alternando con Lycopodium 30CH 3 días en semana. Después del primer mes de tratamiento, no volvió a tener ningún episodio de diarreas. Debido a su edad, he creido conveniente que siga con el tratamiento, pero vamos subiendo la dilución de Lachesis y Lycopodium progresivamente.

 

Sarna Demodécica en un cachorro de Carlino

“Nena” , cachorrita de Carlino, 6 meses. Su propietaria le vio una pequeña herida al lado del ojo y la llevó al veterinario. Le prescribieron una pomada, pero las lesiones de la piel se extendían más por la cara y hacia la barbilla. Tras un raspado de piel, se le diagnosticó sarna Demodécica. Se le prescribió amoxicilina y una pipeta insecticida. La propietaria dice que “la pipeta la intoxicó”, porque después de ponérsela empezó a vomitar y se quedo muy apática (sólo quería dormir y apenas se movía).Al cabo de unos días desarrolló una infección respiratoria, con tos, estornudos, mucosidad nasal y apatía. Se cambió la amoxicilina por una tetraciclina.Cuando acude a la consulta de homeopatía, la infección respiratoria estaba curada, salvo por unos estornudos que se presentan cuando el animal sale a la calle, al tomar contacto con la corriente de aire.Las lesiones de la piel no habían mejorado, eran las mismas primeras lesiones, pero se habían extendido.Además, presenta unas 10 verrugas de tipo papilomatoso en la cara interna de los dos labios, siendo más numerosas las del lado izquierdo.La propietaria menciona que “a veces se pone a rascarse como una loca”.Carácter del animal: muy nerviosa, no para de moverse, va de un lado a otro, un tanto alocada; todo lo muerde y se lanza encima de toda persona o perro que está a su alcance sin pensar.Pese a su nerviosismo, es bastante obediente.Se prescribe Sulphur 30CH gránulos 3 días en semana y Nux vómica 15CH gránulos 1 toma cada día. Al cabo de 2 meses de tratamiento, han desaparecido completamente todos los síntomas: las lesiones de la piel, las verrugas, los picores y los estornudos. La verdad, tiene un aspecto fantástico. La propietaria comenta que sus amigos por la calle le dicen que la perra “está muy guapa”.Se aconseja dejar la Nux Vomica y seguir con el Sulphur durante 2 meses más.Comentarios: Sulphur: Sulphur es el azufre. El azufre se encuentra en gran cantidad en las proteínas que forman la piel y el tejido conjuntivo; también forma parte de los puentes disulfuro que intervienen en numerosos procesos enzimáticos de nuestro organismo. Y es el medicamento homeopático que actúa durante más tiempo y más profundamente. Estas características le confieren propiedades tan importantes como el hecho de ser uno de los mejores moduladores de la respuesta inmunológica; no suele defraudar en casos de alergia – es uno de los remedios más importantes de patologías de la piel – o, como en este caso clínico, para reactivar el correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Con Sulphur fue suficiente!Nux vómica como tratamiento sintomático para los estornudos; tampoco suele defraudar.

Casos Clinicos Homeopatia Veterinaria
   

 

IMPORTANTE

*** no se debe NUNCA realizar una automedicacíon con sus mascotas , consultar siempre al veterinario ***