La Medicina OrtomolecularLa Terapia Ortomolecular, Medicina Ortomolecular o Nutrición Ortomolecular veterinaria es una terapia que se basa en proporcionar a las células del organismo los nutrientes que éstas necesitan.

Todos los seres vivos, desde los organismos unicelulares más pequeños, microscópicos y más simples, hasta los organismos superiores, como pueden ser los perros, gatos o el hombre, se diferencian de la materia inanimada ( = que no tiene vida), como las rocas, los minerales, … en que poseen células.

Se podría considerar a la célula como la unidad más pequeña que posee vida. Las células necesitan oxígeno para realizar sus funciones y nutrientes para poder vivir; se reproducen, y poseen mecanismos que sirven de defensa hacia las agresiones que provienen del exterior. Todo esto lo necesitan las células para sobrevivir

Cada célula de nuestro organismo posee múltiples funciones, como formar los huesos, músculos, piel, … y el resto de estructuras orgánicas, pero también transportan y procesan toda la información que discurre por el cuerpo, proporcionan capacidad de crecimiento, desarrollo y reproducción, poseen sistemas para la extracción, transformación y aprovechamiento de la energía de nuestro entorno; así como mecanismos para detectar y responder a las alteraciones del medio en el que vivimos, … En el interior del organismo no existen ojos para ver, ni oídos para escuchar, ni manos para palpar, … en el interior del organismo, todas las funciones se realizan a base de cambios y reacciones químicas; todas ellas mediadas por las células. Podemos afirmar, por tanto, que las células nos permiten funcionar y estar vivos.

En el transcurso de la vida de un perro o un gato, muchas situaciones generan estrés a las células: un tiempo frío, agentes infecciosos, accidentes, exceso de ejercicio físico o mental, … Cuando la célula es sometida a un estrés, sus necesidades de nutrientes aumentan. Estas necesidades serán cubiertas por el resto del organismo, ya sea desde las reservas orgánicas o a partir de otras células que necesitan en menor medida esos nutrientes. Pero si el estrés persiste, puede ocurrir que algunos nutrientes terminen por agotarse, esto provocará que las células no puedan funcionar de forma correcta, y entonces es cuando aparecen las enfermedades.

Llegados a este punto, un tratamiento veterinario con dosis terapéuticas de nutrientes para las células, puede restaurar el equilibrio orgánico y devolver al animal a la salud: esto es lo que hace la Terapia Ortomolecular.

La Terapia Ortomolecular en medicina veterinaria puede usarse de forma curativa, preventiva o como complementaria a otras terapias para cualquier enfermedad o alteración de las funciones orgánicas.

Los nutrientes

Los nutrientes esenciales para la vida son los que conocemos a través de la pirámide nutricional: agua, hidratos de carbono, grasas, proteínas, minerales y vitaminas. Estos nutrientes son los que los mamíferos ingieren a través de los alimentos para satisfacer las necesidades de las células.

nutrientes-esenciales-vida-animal

La Medicina Ortomolecular se comercializa en forma de complejos, los cuales suelen ser una mezcla de todos estos nutrientes. Algunos, además, llevan extractos de plantas, con lo que se añade el efecto beneficioso de la terapia a base de plantas (Fitoterapia). También son ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales, que mejoran las reacciones químicas en el interior del cuerpo de las mascotas.

Así, los nutrientes que podemos encontrar en dichos complejos, son:

  • Aminoácidos esenciales y/o péptidos
  • Ácidos grasos esenciales
  • Vitaminas y provitaminas
  • Minerales y oligoelementos
  • Antioxidantes
  • Extractos de plantas con acción terapéutica

 

Ejemplos de nutrientes específicos para los diferentes problemas de salud en perros y gatos:

Nutrientes esenciales en el caso de enfermedades de la piel:

Los nutrientes más importantes que hay que tener en cuenta en el caso de perros o gatos con enfermedades cutáneas, son el MSM (Metilsulfonilmetano o Azufre biológico) y los ácidos grasos.

El azufre biológico o MSM interviene en un gran número de reacciones en el organismo. Sus funciones más importantes son: antiinflamatorio, ayuda a detoxificar el organismo y es regenerador de la piel y de todos los tejidos de sostén.

Los ácidos grasos son también antiinflamatorios, disminuyen el umbral de sensibilidad del picor, y nutren la piel y el pelo de las mascotas.

Nutrientes esenciales en el caso de enfermedades de las articulaciones:

  • Glucosamina
  • Sulfato de Condroitina
  • MSM, Metilsulfonilmetano, o Azufre biológico
  • Vitaminas: C, A, D3, B
  • Minerales: zinc, manganeso
  • Bromelaina
  • Boswellia serrata

La glucosamina y el sulfato de condroitina son unas moléculas que están presentes en el cartílago articular de los mamíferos. Administradas de forma terapéutica, mejoran los síntomas de las enfermedades articulares, así como el movimiento del animal.

El MSM favorece la reparación del cartílago en el caso de enfermedad articular degenerativa del perro, a la vez que aporta un efecto antiinflamatorio.

La bromelaína es una enzima presente en la piña que favorece la digestión y tiene también una acción antiinflamatoria.

La boswelia se obtiene de la resina del árbol del incienso. Es una sustancia utilizada desde la antigüedad por la medicina Ayurvédica para el tratamiento de las inflamaciones osteoarticulares.

Nutrientes esenciales para alteraciones del aparato digestivo:

  • glutamina, cisteína, taurina y otros aminoácidos
  • probióticos
  • prebióticos
  • jengibre
  • manzanilla
  • arándano

La glutamina es un aminoácido considerado el nutriente más importante para las células del intestino. Es su combustible favorito, mejora su metabolismo y colabora en mantener la mucosa intestinal en óptimas condiciones, por lo que se favorecen todos los procesos de absorción y transformación de los alimentos. Además, mejora las funciones inmunitarias por parte de las células, y sirve como sustrato para las reacciones químicas que se producen en el hígado.

La taurina, nutriente esencial en el caso de los gatos, es imprescindible para que la digestión se realice de forma correcta. Una buena digestión, permite la absorción y aprovechamiento adecuado de los nutrientes. La taurina también interviene en el sistema nervioso central, actuando como regulador de las células.

El arándano se conoce popularmente por su acción antiinfecciosa, pero también es antiinflamatorio, tiene efecto beneficioso sobre la microcirculación sanguínea, es antidiarreico, y ayuda a disminuir los niveles de glucosa en los casos de diabetes.

Nutrientes para las enfermedades respiratorias:

  • Echinacea
  • Desmodio
  • Uña de gato

La Echinacea es una planta conocida por su acción estimulante del sistema inmunológico, especialmente en el caso de enfermedades respiratorias. Puede ser usada de forma preventiva en perros y gatos que tengan tendencia a sufrir infecciones respiratorias, sobretodo antes del invierno; en el caso de afecciones crónicas, o como coadyuvantes en el tratamiento de infecciones ya instauradas.

El Desmodio es interesante especialmente para los gatos porque inhibe el espasmo que se produce en la musculatura lisa de los bronquios en los casos de asma y enfermedades crónicas respiratorias.

La uña de gato es una planta con efecto estimulante del sistema inmunológico, antiinflamatoria y antioxidante.

Nutrientes esenciales para las enfermedades hepáticas:

  • Desmodium Adscendens
  • Alcachofera (Cynara scolymus)
  • Orthosiphon Stamineus
  • Cardo mariano
  • Vitaminas del grupo B

El Desmodio es antiinflamatorio, normaliza el nivel de transaminasas en sangre, disminuye la contracción espasmódica de los bronquios en casos de asma, estimula el apetito y ayuda en los síntomas causados por las enfermedades hepáticas; entre otras acciones.

El ortosifón es una planta que, además de diurética, favorece la eliminación de los metabolitos tóxicos que se producen cuando el hígado o riñón no funcionan de forma correcta.

Las vitaminas del grupo B favorecen las reacciones celulares, por lo que su aporte es muy importante cuando el hígado no funciona bien.

Nutrientes para los problemas de conducta:

  • Plantas: manzanilla, Pasiflora, Valeriana
  • Vitaminas del grupo B, vitamina E
  • Proteínas de lactosérum
  • Plantas adaptógenas (Rhodiola, Ginseng de Siberia, …)
  • Magnesio
  • Neurotransmisores: triptófano, fenilalanina,

Las plantas adaptógenas aumentan la resistencia del perro o gato a cualquier situación: estrés físico o mental, enfermedades infecciosas, … También tienen efecto positivo sobre la circulación sanguínea y estimulan la fabricación de células de la sangre.

Los neurotransmisores regulan el funcionamiento del sistema nervioso central, acercándolo hacia el equilibrio. Por tanto, resultan útiles en el caso de depresiones, pero también cuando hay una sobreexcitación del sistema nervioso.

Nutrientes para las enfermedades de los órganos de la reproducción:

Enfermedades de la próstata: Sabal serrulata: planta que interviene sobre los procesos inflamatorios de la próstata y el engrosamiento de la glándula.

Nutrientes para las enfermedades renales en perros y gatos:

  • Equisetum
  • Ácidos grasos
  • Vid
  • Glutamina

El Equisetum, además de diurético, es una planta remineralizante y estimulante del sistema inmunológico.

Los ácidos grasos favorecen el flujo renal hacia los riñones, de forma que se mejora su funcionamiento y se enlentece la degeneración. Además, en el caso de un gato con insuficiencia renal crónica que no tiene demasiado apetito, los ácidos grasos suponen un aporte extra de energía.

Los ácidos grasos:

Suplemento nutricional muy importante en el caso de los perros y gatos. Los ácidos grasos aportan energía, nutren la piel y el pelo, tienen efecto antiinflamatorio, lo que puede resultar muy útil en el caso de enfermedades crónicas, enfermedades autoinmunes como el lupus, Leishmaniosis, insuficiencia renal crónica, … Además, son especialmente importantes en los casos de alergia, ya se manifieste ésta en la piel o en el aparato respiratorio.

Los antioxidantes:

  • Vitamina C
  • coenzima Q 10
  • Beta-caroteno
  • Falvonoides
  • Licopeno
  • Glutatión

Los antioxidantes son de gran ayuda en animales que sufren enfermedades crónicas, enfermedades autoinmunes, inflamaciones crónicas o cáncer; todas ellas situaciones en las que se producen grandes cantidades de radicales libres como consecuencia de estos fenómenos.

Los flavonoides, además, tienen efecto beneficioso sobre el sistema circulatorio.

La Vitamina C es estimulante del sistema inmunológico.

El glutatión es especialmente útil en el caso de trastornos hepáticos.

La Medicina Ortomolecular es una terapia que se basa en proporcionar a las células del organismo los nutrientes que éstas necesitan; por tanto, es una terapia para la célula

Breve historia de la Terapia Ortomolecular

El nombre de la terapia y su base teórica fueron acuñados por el Dr. Linus Carl Pauling, físico-químico estadounidense (1901-1994).

Dr. Linus Carl Pauling fue el primero en demostrar la relación entre el cambio en una proteína a nivel genético y la enfermedad, razón por la cual algunos lo consideran el “padre” de la genética molecular.

Pauling recibió 2 Premios Nobel, el primero en 1954 (Premio Nobel de Química) por sus investigaciones sobre el enlace químico, y el segundo en 1962, Premio Nobel de la Paz.

En 1941 le diagnosticaron una enfermedad renal degenerativa, considerada incurable en aquellos tiempos. Fue tratado por el Dr. Thomas Addis con una dieta específica, la suplementación de vitaminas y sales minerales. A partir de entonces, se interesó por la acción de los enzimas, vitaminas, … y otros nutrientes sobre las enfermedades.

Sin embargo, algunos autores opinan que el pionero de la Medicina Ortomolecular – aunque no la bautizara como tal – fue el bioquímico estadounidense Roger John Williams (1893-1988), quien aisló por primera vez las vitaminas B5 y B9, y determinó la estructura química. Williams ya dio importancia a los nutrientes y al hecho de que éstos sean administrados de forma conjunta (sinergia) para mantener la salud.

Dentro de la historia de la Medicina Ortomolecular, hay que citar a Abram Hoffer (Canadá, 1917-2009), bioquímico, físico y psiquiatra; quien mejoró a pacientes psiquiátricos mediante la administración de vitaminas, y dedicó gran parte de su carrera profesional al estudio del tratamiento de enfermedades usando dosis óptimas de nutrientes, incluyendo el cáncer.

Por último, mencionar que los alimentos se usan como terapia en disciplinas como la Medicina Tradicional China, la Ayurveda, y otras medicinas tradicionales de distintos grupos étnicos desde la antigüedad.