La piel es uno de los órganos más importantes que tenemos todos los mamíferos, ya que es la “barrera” que separa y que protege el interior de nuestro organismo de las agresiones externas.
Es por ello que hay que prestar especial atención a su cuidado, tanto si está sana como si se presentan patologías.

La piel puede sufrir un gran número de enfermedades.
Ante un problema grave o heridas que no curan, usted debe acudir a su veterinario; sin embargo, a continuación ofreceremos algunos consejos de cómo tratar pequeñas lesiones o de cómo podemos ayudar en el tratamiento de algunas de las patologías más frecuentes:
Lesiones causadas por el rascado: normalmente se presentan como una herida sin pelo, enrojecida y a veces con arañazos que el animal se hace al rascarse con las uñas. La aplicación de Halicar pomada quita el prurito y reduce la inflamación y el enrojecimiento.
Lesiones causadas por el lamido o eczemas: suelen ser también zonas donde ha caído el pelo. El lamido excesivo provoca una erosión de la epidermis, y como consecuencia de ello, aparece una supuración transparente. Estas heridas suelen infectarse rápidamente, y sobre ellas se forma una costra amarillenta. En estos casos usaremos la pomada calcium phosphoricum.
Uso y posología de las pomadas:
Para su aplicación, lavaremos primero la zona afectada con agua tibia para retirar la suciedad. A continuación se aplica la pomada. Es conveniente hacer un buen masaje para que ésta penetre bien, y luego distraer durante un rato al animal para que no se lama la zona e ingiera el producto.
La pomada la aplicaremos 2 veces al día.
Para los animales que sufren alergia, es de gran ayuda complementar el tratamiento clásico con la sal Kalium Sulfuricum en comprimidos. Esta sal ayuda a aliviar los picores. Además, el azufre es un remedio muy eficaz para el tratamiento de las alergias, así como el componente más importante del pelo.

En el caso de las mascotas afectadas por seborrea, complementaremos el tratamiento con Natrum Sulfuricum comprimidos.

Posología de las Sales de Schussler para Perros y Gatos

Gemma Hervàs. Publicado en la revista Homeopatía Viva. Nº 1. Año 2010.